NOTICIAS

¿Por qué el modelo 10-4, para equilibrar salud y economía, no funcionaría en Panamá?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para implementar el patrón de 10 días de cuarentena y 4 de trabajo (10-4) se requiere de una población muy disciplinada, apuntó el infectólogo Xavier Saéz-Llorens.

La paralización de la economía a causa del coronavirus ha sido un duro golpe para miles de ciudadanos, que se debaten entre el temor a contagiarse y a no quedarse sin ingresos.

Con la llegada de la relajación de la cuarentena, un amplio sector de la población aún se muestra renuente a retomar sus actividades por temor a los rebrotes. Contemplando un panorama armónico entre salud y economía científicos del Instituto Weizmann de Israel crearon un modelo cíclico 10-4 (10 días de cuarentena y 4 de trabajo) que ayudaría a hacerle frente a esta situación.

Según este diagrama las personas trabajarían en series de dos semanas, en la que cuatro días irían a laborar y por 10 días permanecerían en confinamiento. Con este patrón se trataría de aprovechar la debilidad del virus.

El planteamiento se basa en que todos los miembros de la familia tengan un esquema igual y simultáneo al asistir al trabajo o escuela para sacar partida del período de latencia del coronavirus, que generalmente es de tres días.

La latencia es el retraso promedio de días entre la exposición al virus (contagio) y el tiempo en el que se manifiestan los síntomas y se puede infectar a otros. Es decir, que si una persona se contagia en sus días laborables o de escuela está dentro de su etapa de latencia y para cuando sea capaz de infectar ya estará en la cuarentena de los 10 días.

Para el infectólogo panameño Xavier Sáez-Llorens este modelo es difícil de implementar y en tal caso funcionaría para países con estricta disciplina.

"La sugerencia 4:10 es de muy complicada implementación, salvo para empresas o comunas bien seleccionadas en países disciplinados de primer mundo y con trabajadores que cumplan a rajatabla la protección en domicilio durante los 10 días de aislamiento. Para eso, las empresas deben tener varios grupos rotativos de trabajo", manifestó el galeno en Twitter.

Llorens agregó que a su juicio el modelo es interesante, pero en la realidad tiene muy poca práctica.

"Es apenas considerada una estrategia experimental. Se estima que si el 15% de la gente no cumple, la estrategia fallaría. En países menos disciplinados y con la mayoría de las infecciones ocurriendo en casa, me parece riesgoso. Además, los trabajadores de muchas empresas viven en áreas de conglomerados de casos", puntualizó.

En Panamá, más de 30 mil personas han violado las medidas de cuarentena, sobre todo en las áreas urbanas donde precisamente se concentra la mayoría de los casos de COVID-19. Incluso se han reportado pacientes contagiados que salen de sus domicilios y no respetan las normas.

Un modelo mientras llega la vacuna
Uri Alon, profesor de Biología Computacional y de Sistemas y uno de los autores del proyecto, explicó a la BBC que el modelo ofrece un equilibrio entre salud y economía.

"Es predecible y equitativo, por lo que puede llevarse a cabo durante meses hasta que tengamos una vacuna, tratamiento u otra solución, y mientras la economía puede tener una producción casi continua en turnos", comentó.

Alon aclaró que el 10-4 debe combinarse con otras medidas, como el uso de mascarillas, lavado constante de manos, distanciamiento físico y las pruebas de detección.

Un patrón parecido se implementó en el sistema educativo de Austria, donde desde esta semana los estudiantes se dividen en dos grupos. Los alumnos reciben clases durante cinco días y luego tienen un receso de dos semanas.

  • Correo: info@civenpa.org
  • Teléfono: 0212.614.34.24
  • Celular: 0424.127.47.45

CIVENPA EN ACCIONES

CIVENPA © Copyright 2018 . Todos los derechos reservados. Portal desarrollado por TS Talent Group

Search